Todo lo que siempre quiso saber sobre iPads – de un vistazo

Por Enrique Serrano y Geri L. Dreiling, Abogada.

La tecnología cambia a una velocidad exorbitante. Con la presentación del iPad de 4ª generación y del iPad Mini, acompañada por el fin de producción de lo que hasta ahora se llamaba “nuevo iPad”, es fácil perderse entre todos los diferentes modelos de iPad. ¿Cómo se llaman? ¿Cuáles son sus cualidades más distintivas? ¿Merece la pena reemplazar un modelo antiguo por uno de estos modelos nuevos?

Para dar respuesta a estas preguntas — y aclarar cuáles son las últimas mejoras — le presentamos la información más relevante en el siguiente gráfico.

iPad 4, Mini y otros: comparación

¿Cuáles Son las Principales Mejoras del iPad 4?

A continuación se resumen las características y mejoras más significativas del iPad más nuevo, también conocido como iPad de 4ª generación o iPad 4, y oficialmente llamado “iPad con pantalla Retina”:

  • El procesador A6 del nuevo iPad fue un buen paso adelante en comparación con el procesador A5 de doble núcleo de que disponía el iPad 2. No obstante, el iPad 4 viene con un procesador A6X de doble núcleo y unidad de proceso gráfico de cuatro núcleos mejorada. Según Apple, el rendimiento del procesador del iPad 4 es el doble que el de la versión anterior, el “nuevo iPad”.
  • La mejora del procesador no implica una menor duración de la batería que, según Apple, debería seguir en torno a las 10 horas.
  • A pesar de ser el único iPad oficialmente bautizado como “con pantalla Retina“, la pantalla de alta resolución del iPad de 4ª generación es la misma pantalla Retina que venía con el iPad de 3ª generación, el “nuevo iPad,” ahora descatalogado, ofreciendo una resolución de 2048 x 1536 píxeles a 264 ppp.
  • El tamaño y peso de este último modelo son los mismos que los de la versión anterior, y no son muy diferentes de los pesos y tamaños del iPad 2.
  • El 4º iPad viene con el denominado conector Lightning que reemplaza los conectores de 30 pines utilizados con las versiones anteriores del iPad. Eso quiere decir que si ya disponía de cables, periféricos o estaciones de conexión para versiones anteriores del iPad, serán incompatibles con los nuevos modelos de iPad que se lancen a partir de ahora.

¿Merece la Pena Actualizarse a un iPad de 4ª Generación?

iPad con pantalla Retina

La cuestión principal es en realidad si este iPad 4, oficialmente llamado “iPad con pantalla Retina”, merece la pena como reemplazo del iPad que tuviera anteriormente. La respuesta es: depende. Lo más probable es que pueda saltarse esta mejora sin que se pierda mucho si ya dispusiera de un “nuevo iPad.” No obstante, reemplazar un iPad antiguo por una versión más moderna tiene sentido bajo circunstancias específicas:

  • El iPad 2 añadió una diferencia significativa en cuanto a tamaño y peso en comparación con el iPad 1. Si lo que más valoraba en el iPad es lo fácil de llevar que resultaba, entonces la mejora en peso haría que actualizar su iPad antiguo a un iPad 2 mereciera la pena. Y la nueva versión vendría además con una bienvenida mejora del procesador.
  • El “nuevo iPad” 3 fue el primero que introdujo las pantallas Retina de alta resolución, siendo su característica más significativa. Sin embargo, la pantalla del iPad 2 ya era fácil de leer, con lo que una actualización hacia el nuevo iPad no era imprescindible. Dicho esto, es cierto que las imágenes y los textos tienen un aspecto increíblemente claro y nítido en una pantalla Retina. Esto es algo que notará enseguida al ver imágenes en un iPad con pantalla Retina, pero si busca ejemplos online mostrando las diferencias de cómo se percibe la imagen, sólo encontrará simplificaciones no demasiado fieles a lo que realmente ocurre.
  • El iPad de 4ª generación, el iPad con pantalla Retina no tiene una pantalla mejor que el modelo anterior (y ya descatalogado), el iPad de 3ª generación llamado “nuevo iPad”. La mejora más notable de este 4º iPad es la mejora de su procesador, que según Apple tiene el doble de rendimiento.

Por lo tanto, si ya dispusiera de un iPad de 3ª generación y notase que su funcionamiento no es lo bastante rápido y fluido, entonces actualizar al iPad de 4ª generación, el llamado “iPad con pantalla Retina”, podría ser una buena idea. En el futuro habrá apps que aprovechen (o incluso, requieran) esta capacidad de proceso adicional.

Pero hasta que llegue ese momento, lo más probable es que un iPad de 3ª generación le funcione lo bastante bien: tiene una pantalla magnífica, en general funciona con suficiente velocidad, y le permitirá seguir utilizando sus periféricos, accesorios y conectores existentes. Si además tiene un presupuesto ajustado y le preocupa más la funcionalidad que la resolución de pantalla, un iPad 2 también puede resultarle una buena alternativa.

Principales Características del iPad Mini de Apple

iPad mini
  • El iPad Mini es el iPad más pequeño y ligero fabricado hasta la fecha. Podría sujetar sus 200 x 134,7 mm. en una sola mano, y pesa aproximádamente la mitad de lo que pesa un iPad 2 (lo que es alrededor de unos 308 gramos).
  • La pantalla tiene la misma resolución que el iPad 2 (1024 x 768 píxeles) pero sólo mide 7,9 pulgadas en diagonal (en comparación con las 9,7 pulgadas que mide la pantalla del iPad 2). Eso quiere decir que sus apps antiguas funcionarían a la perfección en la pantalla del iPad Mini, sólo que vistas en una pantalla más pequeña, con una mayor densidad de puntos por pulgada (163 vs. 432 ppp).
  • La cámara del iPad Mini es la misma que la cámara del iPad 4 – una cámara iSight de 5 megapíxels, capaz de grabar vídeo HD a 1080p, mejor que la cámara del iPad 2 (que es más básica, y funciona con una resolución de 960 x 720 píxeles).

¿Es el iPad Mini una Buena Elección?

Si le gusta trabajar con su smartphone, pero nota que se le queda corto para determinadas tareas, y si le parece que el iPad normal es un aparato demasiado voluminoso, entonces el iPad Mini, más grande y potente que un smartphone, podría ser una buena opción para usted. Sin embargo, un iPad Mini nunca podría reemplazar a su smartphone (puesto que aún tendría que seguir llevando su teléfono móvil para poder realizar llamadas de forma adecuada) y, de acuerdo con nuestra experiencia con tabletas más pequeñas, resulta útil que su tableta tenga una pantalla grande, pues convierte leer, navegar o trabajar con apps profesionales en una tarea más cómoda, sobre todo si pretende darle un uso continuado.

El iPad Mini es una tableta compacta apropiada para navegar ocasionalmente o leer sobre la marcha. Pese a ser más cara que sus competidores directos (estando disponible desde los $329 dólares americanos en el momento en que este artículo se escribió), es aún la versión más barata del iPad actualmente disponible, y tiene una pantalla ligeramente más grande que el nuevo Amazon Kindle Fire de $159 y que las recientemente confirmadas tabletas Google Nexus 7 de $199.

Hay otras alternativas al iPad Mini que tienen cierta ventaja sobre él. La Amazon Kindle Fire HD de 7″, disponible desde $199, es más asequible que los $329 del iPad Mini y dispone de una pantalla de mayor resolución (a 216 ppp, contra 163 ppp en el iPad Mini). De hecho, Amazon afirma que sus ventas de Kindle Fire HD marcaron un nuevo récord el día después de que se presentó el iPad Mini. Incluso la tableta Kindle Fire HD de 8,9″, con una resolución de 1920 x 1200 píxeles a 254 ppp, es más asequible que el iPad Mini, pues su precio de venta ronda los $299.

Si prefiriera las pantallas más grandes y de alta resolución, aparte de disponer de otras alternativas obvias en la gama de iPad, la tableta recientemente anunciada por $399, la Google Nexus 10, tiene una pantalla de 2560 x 1600 píxeles de resolución con una densidad de 300 píxeles por pulgada, siendo otra buena opción que tener en cuenta. Tiene incluso un mayor tamaño de pantalla, resolución y densidad de puntos que la pantalla Retina del iPad.

También puede interesarle:

  1. Nuevo iPad vs. iPad 2 – Infografía Comparativa
  2. Especificaciones de la Tableta Amazon Kindle Fire Comparada con iPad 2 (Infografía)
  3. HP TouchPad e iPad – Infografía Comparativa