Los abogados deben seguir al día los desarrollos técnicos para cumplir con sus obligaciones éticas

Almacenamiento en la nube

Por Geri L. Dreiling, Abogada. Traducción de Enrique Serrano.

Usar o no usar el almacenamiento en la nube, esa es la cuestión que muchos abogados aún están debatiendo. A finales de Octubre, el Colegio de Abogados de Illinois celebró su Conferencia para Abogados Autónomos y Pequeñas Empresas, y el almacenamiento en la nube estaba en el orden del día.

Guardar datos en la nube generalmente implica hacer una copia de seguridad de archivos electrónicos en la web, y guardarlos en centros de datos remotos. Algunos despachos de abogados se están pasando al almacenamiento en la nube como una forma barata y eficaz de hacer copias de seguridad de su información, o para hacer un backup de su disco duro. Lo que más preocupa a los abogados es entregar la información confidencial de sus clientes a terceras partes.

Pese a que no pude asistir a la conferencia, el Centro de Formación Continua del Colegio de Abogados de Illinois me envió un pendrive con los materiales de este ciclo de conferencias de 3 días. Los ponentes de la conferencia proporcionaron información acerca del almacenamiento en la nube que iba desde deberes éticos a información práctica acerca de los distintos proveedores de servicios

Objeciones a la nube

Aunque el almacenamiento en la nube ofrece ventajas económicas para abogados autónomos y de pequeñas empresas, algunos letrados siguen preocupados acerca de la seguridad.

Joshua Poje, un especialista en investigación del Centro de Recursos de Tecnología Legal del Colegio de Abogados Americano, apunta en los materiales de su conferencia titulados “Hacia la Nube: Usando el Almacenamiento en la Nube,”:

“No obstante, siendo realistas, los abogados y las empresas han confiado los archivos confidenciales de sus clientes a terceras partes durante años. Muchos abogados utilizaron, y siguen utilizando, almacenes externos para guardar caja sobre caja de archivos cerrados de sus clientes. El personal de limpieza y de seguridad así como los trabajadores temporales, tienen acceso físico de forma habitual a los archivos almacenados en ese lugar. En incluso hablando de datos, se suele dejar que consultores y técnicos informáticos tengan acceso a los ordenadores de la empresa sin pensárselo dos veces.”

Está claro que los abogados tienen el deber de salvaguardar la confidencialidad de sus clientes ante terceras partes, ya esté escrita su información en un trozo de papel o guardada en un centro de datos remoto.

Las responsabilidades de un abogado

Resumiendo los consejos dados en todo el país, Poje destacó tres responsabilidades de los abogados.

En primer lugar, los abogados necesitan desarrollar una buena comprensión de la tecnología y de su seguridad.

En segundo lugar, los abogados tienen el deber de tener un nivel razonable de cuidado para asegurarse de que el proveedor actúa de una forma consistente con el requisito de confidencialidad del cliente.

En tercer lugar, los abogados tienen que estar al día acerca de los cambios y retos que surjen acerca de la seguridad online. Para subrayar la importancia de este tercer punto, Poje citó el ejemplo de Dropbox.

Como apuntábamos en “Dropbox en el Banquillo de los Acusados,” el servicio de almacenamiento en la nube inicialmente afirmaba que ofrecía servicios de cifrado de nivel de seguridad militar y que sus empleados no podrían acceder a los archivos de sus usuarios. No obstante, en una queja presentada por la Comisión de Comercio Federal, un reputado defensor de la privacidad afirmó que los empleados sí que tenían acceso a los datos de los usuarios.

Cifrado en la nube

Dropbox actualizó su política de empresa. En un artículo publicado en su blog, la empresa afirmó, entre otras cosas, que sí que tenía las claves de dicho cifrado.

Cifrando en la nube

Las revelaciones acerca de cómo funcionaba Dropbox no hicieron que dejase de ser una herramienta para los abogados. Para algunos, esto significó que serían más selectivos con los tipos de información que almacenar en Dropbox. Para otros, supuso añadir otra capa de seguridad, utilizando una herramienta de cifrado como TrueCrypt. TrueCrypt es un software gratuito y de código abierto que cifrará los datos de manera que no puedan ser abiertos por empleados de Dropbox. (Para más datos acerca de cómo usar TrueCrypt con Dropbox, consulte esta wiki.)

Guardar archivos cifrados en la nube

Dropbox no es el único servicio de almacenamiento en la nube. Los materiales de la conferencia destacaron algunas de las alternativas que hemos mencionado en los anteriores artículos, añadiendo algunas novedades.

A la hora de elegir un servicio de almacenamiento en la nube, se insiste en que los abogados lean las políticas de privacidad y los términos de servicio. También es buena idea preguntar:

  • ¿Dónde están los servidores físicamente ubicados? A algunos les preocupa que el país en el que se encuentre el servidor pueda tener un impacto sobre si la información estuviera sometida a un requerimiento judicial.
  • ¿Quién tiene las claves para acceder a los datos cifrados?

Formación Contínua acerca de la Nube

Se dice a menudo que la ley, con su dependencia en la tradición y en los precedentes, cambia lentamente. Con la tecnología pasa lo contrario. Cuando los colegios de abogados ofrecen cursos de formación contínua relacionados con la tecnología, llenos de información práctica y fácil de entender, proporcionan a sus miembros un servicio impagable.

Si quiere estar al día acerca de la tecnología, los gadgets y las noticias de software de especial interés para los abogados, suscríbase a Lawyer Tech Review.

También puede interesarle:

  1. Dropbox: análisis para abogados
  2. Dropbox en el Banquillo de los Acusados
  3. Tableta TouchPad de HP para Abogados